Rapapolvos a mis leucocitos

A ver si dejamos las cosas claras. Que ahora seáis menos no quiere decir que tengáis que estar continuamente dando la nota.

Hace unos días permitisteis que unos inocentes granos de uva me provocaran una reacción alérgica con el agravante de que además, como sabéis, ahora no puedo tomar el Urbasón para contrarrestar los síntomas.

Ayer amanecí con un flemón que aún hoy sigue honrándome con su presencia. Si no fuera porque llevamos mucho tiempo juntos y confío en vosotros, empezaría a pensar que estáis tomando alguna medida de presión contra mí.

¡A trabajar, holgazanes!

 

 

2 comentarios en “Rapapolvos a mis leucocitos

  1. Jajaja… Tu tienes que ser la generala del batallón!! A dar ordenes a tutiplén para que tus olgazanes no se queden sobaos.. Tu a darles caña para que despabile!

Deja un comentario