Ventajas del tratamiento

Además de la consabida depilación definitiva, claro.

– Te vas a quedar hecha un figurín. Bueno, eso espero. Llevo 15 días comiendo mejor que nunca, ya no fumo, no bebo… lo que yo te diga: ¡de aquí a la pasarela!

– Vas a recibir muuuuuuchos cariñitos de la gente que te quiere, que en mi caso tengo la grandísima suerte de que son muchos y de muy buena calidad. No es que me guste ser el centro de atención, pero siempre da gustito que te achuchen.

– Vas a poder contar tus leucocitos con los dedos de una mano. ¿Lo habías siquiera imaginado alguna vez?

– Como consecuencia de la ventaja anterior, vas a tener una prescripción médica que te prohíba constiparte, con lo que podrás arrasar con las existencias de pañuelos, foulards y bufandas de tu ciudad y tu conciencia estará totalmente tranquila con el desembolso. ¡Te lo ha ordenado tu médico!

– Ya puedes decir que te ha tocado. Vale, no es la lotería, pero premio gordo sí tienes. En mi caso un premio gordo y tres premios menores.

2 comentarios en “Ventajas del tratamiento

  1. Aquí discrepo con lo primero. Yo al principio pensaba lo mismo “Mira no hay mal que por bien no venga. Ahora podré deshacerme de esos kilitos que me sobran”. Pues no!!! Durante todo el tratamiento me he engordado la friolera de 10 KILAZOS!!!!! y ahora no soy capaz de quitármelos de encima.

Deja un comentario