Pequeñas peplas

Dice el diccionario de la RAE que una pepla, en su segunda acepción, es esto.
Lo que pasa es que el diccionario de la RAE no pone ejemplos y he pensado que yo podía ayudaros en eso. Ya os hablé en mi tercera sesión de depilación de algunos de los superpoderes que me concede el botellón, pero he considerado útil hacer una entrada en exclusiva para este magnífico vocablo.

He aquí el calendario de mis pequeñas peplas:

Día 0: día del tratamiento.

Día 0 y día 1 TT (Tras Tratamiento): pipí rojo. ¡SuperB al ataque!

Día 2 TT: te sale un estupendísimo morado en el lugar del pinchazo que no desaparecerá hasta el día 18-20 TT.

Día 4 TT: la hecatombe. Ese día mejor ni te levantes. No estás para nadie. Te duele tó: la cabeza, los huesos… ese día un tráiler ha decidido atropellarte. Dos veces.

Días 5 y 6 TT: estreñimiento.

Días 7 y 8 TT: diarrea.

Día 7: junto al estupendo morado del pinchazo te sale un callo fruto de lo bonicas que tienes las venas -enfermera dixit- y ése ya se queda contigo (como mínimo) hasta pasados dos tratamientos más (unos 40 días).

Días 5 a 10 TT: cualquier cosa que comas o bebas te sabe a metal. Ahora sabes a ciencia cierta lo que es que te manden a “chupar candados”.

Días 8 a 12 TT: la muela del juicio que, por falta de sitio, te salió hace 20 años mirando pa’Burgos y de la que apenas te acuerdas una vez cada dos o tres años, se hace notar. Exactamente estos días tras cada tratamiento. Con puntualidad británica. (Nota del Autor: buscar en google “para dónde miran las muelas del juicio que no caben en la boca de los burgaleses.”)

Días 8 a 12 TT: por si fuera poco lo de la muela del juicio del punto anterior, vamos a añadirle un par de llagas en la boca. Así, para darle más morbo al tema. A ver cómo se las compone la protagonista de la peli y así justificamos el sueldazo de la superestrella.

Días 8 a 12 TT: se te secan las fosas nasales y te salen heriditas que, junto con las llagas del punto anterior, convierten un simple estornudo en toda una odisea.

Como habréis observado, los días 8 a 12 TT son divertidísimos.

Días 24 a 45: regla. Sí , sí, de 21 días. ¡Toma ya! Cansada de tener que reponer existencias cada semana, te haces con un cargamento de tampones para el ciclo siguiente. ¡Oh, sorpresa! Tras el siguiente tratamiento tu ciclo menstrual se altera de tal manera que, simplemente, no te viene la regla. Bueeeeno, pues ya tienes tampones para las próximas siete reglas. Tuyas y de todo tu vecindario.

Días especiales:

Día -67 TT (67 días antes de empezar el primer tratamiento, justo el mismo día que te notaste el dichoso bultito, pasaste de dormir tus placenteras casidiez horas a apenasseis. Y eso ya se queda contigo patóslossiempres. Ole.

Día 4 TTT (Tras Tercer Tratamiento): agotamiento in crescendo desde el mediodía hasta la noche.  Una simple comida familiar en un restaurante de un par de horas de duración ahora supone para tu organismo el mismo esfuerzo que cuatro jornadas de trabajo en una cantera.

Pero NO me quejo. En absoluto. Porque NO he perdido las cejas ni las pestañas. Porque NO sé lo que son las náuseas ni los vómitos. Porque No he perdido las uñas. Porque NO me duele nada y puedo seguir haciendo vida casi normal.

Esta entrada es simplemente una justificación de mi “estoy fenomenal” cada vez que me preguntáis cómo me encuentro. Para que veáis que no miento y que, efectivamente, tengo apenas cuatro peplas que son para echarnos unas risas. Ya firmarían muchos por llevar la depilación como yo. ¡¡¡Arriba mis Pelones Peleones!!!

6 comentarios en “Pequeñas peplas

  1. Pues claro que si!! a pesar de todo positivismooooo!! La verdad es que tienes suerte con que no te pegue tan fuerte los efectos secundarios, pero aun así hay que pasrlos eh???tu puedes campeonaaaa!!
    Me encanta cómo lo llevas.

  2. SúperB, remedio remedioso para las llagas que va fantásticamente: hacer gárgaras con infusión de tomillo. Te lo juro, mano de santo!!

    Del resto de cosas… pues eso, que son cosillas, y que lo estás llevando genial. Nosotros si nos creemos cuando dices que estás bien (y aún estarás mejor).

  3. Para las llagas también va bien gargaras con bicarbonato.
    A mi las cejas y las pestañas me dijeron adios en la última sesión pero en 1 mes volvieron. Supongo que lo que le dieron fuera no les gustó y decidieron volver a mi cara. Ya sabes lo que se dice “mas vale careto conocido que careto por conocer”

  4. Lo de “chupar candados” no lo había oído en mi vida,jejeje.
    De verdad que sois geniales, sabéis sacar humor hasta de los efectos secundario del tratamiento.
    Un besote murcianica

Deja un comentario