Un cuento medieval: el desenlace.

“ y al cuarto día la bella princesa Pelona salió de su encierro y fue a ver al druida disfrutando del paseo, de los colores de la campiña, del olor de la flores del camino, del bello sonido lejano de una cítara… y, al llegar, el druida la mandó… ¡a depilarse!
FIN.

N. de la A.:  No esperaríais un apuesto príncipe a lomos de un caballo blanco, una boda con perdices y todo eso, ¿no?

Un comentario en “Un cuento medieval: el desenlace.

Deja un comentario