Aprendiendo vocabulario

Continuando con nuestras lecciones de vocabulario, hoy os propongo una clase práctica.

Coge una plancha de metal –el metal más frío que encuentres- de 3m de largo x 70cm de ancho. Hacia la mitad de la pieza, practícale dos agujeros simétricos del tamaño de un melón pequeño cada uno.

Desnúdate pero déjate los calcetines puestos. Coge una camisa ocho tallas más grande que la tuya, arráncale todos los botones (para que no tengas manera de cerrártela) y colócatela sobre los hombros abierta por delante.

Estira el brazo izquierdo y deja que alguien te pinche algo.

Deposita cuatro periódicos a modo de almohada sobre la plancha de metal, métela dentro de la lavadora y acuéstate bocabajo sobre ella, con los brazos estirados hacia adelante, introduciendo tus beep beep en los agujeros que habías perforado previamente.

Tómale prestados los auriculares a tu hijo (los de oído no valen, tienen que ser de los grandes de toda la vida) e invita a la cuadrilla de peones que está haciendo la zanja de tu calle a que sigan trabajando en tu casa con el bulldozer y el motopico. Llama también a un instalador de alarmas y déjale que pruebe el volumen máximo de algunas de ellas en tu casa.

Quédate quieto, muy quieto, durante treinta interminables minutos mientras un desconocido te hace fotos.

Ahora, y sólo si has seguido al pie de la letra las instrucciones anteriores, puedes hacerte una ligerísima idea de lo que es hacerse una resonancia magnética de ambas mamas.

Pero yo lo volvería a hacer. Porque el muchacho ante el que te has mostrado de esta guisa, además de ser amabilísimo, ¡¡¡¡¡está como un tren!!!!!!

7 comentarios en “Aprendiendo vocabulario

  1. Qué pasa, que todos los tíos buenos están haciendo mamografías y resonancias magnéticas¿?. Por que ya les vale,jejeje.
    Espero que al menos no haya sido dolorosa, yo me hice una y más o menos el procedimiento es igual, sin los agujeros para depositar los beep. Claro, que lo mio era para ver las vértebras del cuello.
    Es algo claustofóbico. Yo me abstraje todo lo que pude y me puse a repasar mentalmente el examen que tenía dos horitas después. Hay que aprovechar el tiempo, :).

    Besitos.

  2. ¡Genial, lo has clavado!Una descripción perfecta, sólo que en mi caso aún fue peor, porque por esos auriculares que describes sonó durante media hora la misma canción:”staying alive ” de los Bee Gees, se acababa y volvía a empezar, de forma enfermiza y se entremezclaba con los ensordecedores pitidos de la máquina.¡Ah!, y por si era poco el muchacho no estaba presente porque era muchacha la persona qu hacía las resonancias. Así que no te quejes, porque como siempre, todo se puede empeorar.;)
    Un besazo

  3. La mia fue estactamente como describes, pero además pasé mucho frío y los que me atendieron eran super amables, pero no había ningún tío bueno, que quieras que no, eso anima bastante.

    Besos

Deja un comentario