Cuando no puedas más: reparte porquería


 

Tenía que llegar. Estoy agotada y hoy he explotado. Ya sabéis que llevo dos días con fiebre altísima y una erupción generalizada consecuencia de la propia fiebre que no he conseguido mitigar ni con Urbasón de caballo. Si a eso le añadimos que hoy es la fiesta de cumpleaños de Príncipepequeño y no voy a poder estar con él y que Príncipemayor me ha dicho que le ha pedido a la Virgen que me ponga buena… comprenderéis que el vaso se ha desbordado y he reventado.

¿Y qué se hace cuando uno está fatal y no puede más? Pues pedir ayuda y apoyarse en los que más le quieren, y en esto yo soy muy afortunada porque tengo mucha gente buena que me quiere un montón. Así que me he abierto en canal, he cogido todas mis mierdas, las he puesto en botecitos de ración y las he repartido entre mis amigos para que las manden a paseo un rato. Una buena llantera, una buena ducha, una buena ración de abrazos y mimitos de los amigos y te quedas nueva.

Lo dije aquíaquíaquí y me reafirmo. Son tu gente y estarán a las duras y a las maduras. Déjate querer.

Gracias, chicos. Sois lo mejor de lo mejor.

 

3 comentarios en “Cuando no puedas más: reparte porquería

  1. Y si eres la mejor bueno y que!
    Tu mandame por seur el bote que me corresponde, que ya me ocupo yo de él en Madrid.
    Besos y un millon de abrazos

Deja un comentario