Soy… una bicicleta

Hoy he ido a que me pusieran mi cuarta dosis de Herceptín. Este tratamiento no tiene nada que ver con lo que suponía la quimio-quimio como yo la llamo. Esto es quimioterapia pero suave, sólo anticuerpos, (“la vacuna” lo llaman algunos) así que apenas tiene efectos secundarios. Mucho sueño durante todo el día de hoy y encontrarme un poco más cansada de lo habitual, así que fenomenal…

… Si no fuera porque hoy tenía el pajarito obstruido por un coágulo y no había manera de que aquello funcionase correctamente. Aaarrrrggggg!!!!

Ya me pasó el viernes pasado cuando fui a hacerme la extracción para el hemograma previo a cada dosis (mi rutina cada 21 días es: analítica –> visita al druida y, si las defensas van bien, –> tratamiento). Tras seis jeringuillazos de suero para poder hacer después de cada una el efecto de succión y que apenas saliera un hilito de sangre, Miss Agujas tuvo que reclinar mi sillón hasta dejar mi cabeza por debajo del nivel de mis piernas. Qué cómodo, oiga \#$¬^@!!!!  Sólo así consiguió que la horchata que corre por mis venas se convirtiera en el preciado líquido rojo que debía extraer para que el laboratorio pudiera contar mis soldaditos.

Pues hoy he llegado tempranito y de buen humor, como siempre. Mira que ya me lo ha advertido Miss Agujas: “antes no te traías las venas y el otro día te las trajiste vacías. A ver hoy qué tal”. Pues tenía las mismas. Se supone que el coágulo se reabsorbe en unos días pero el muy perezoso había decidido que cinco no eran suficientes. Así que han sido varios chutes de suero, de heparina  y que Miss Agujas usara 7 jeringuillas como si fueran bombas de inflar ruedas de bicicletas. Sólo que la bici era yo. Venga a darle pa’dentro y pa’fuera y de ahí no salía nada. Hasta que por fin ves que el tubito se pone rojo, Miss Agujas sonríe y tú respiras. Por fin te pueden “enchufar” y recibir tu venenito para que te quede ¡¡¡una menos!!!

Así que he tomado la firme decisión de cambiar mi desayuno. A partir de ahora, el día que me toque tratamiento pienso desayunar esto:
 

 

en taza grande a ser posible.

Somnolientos y doloridos besos desde debajo de un tractor…

2 comentarios en “Soy… una bicicleta

Deja un comentario