El verano de mi vida


Cuando por fin has podido darte tu primer baño con los príncipes tras más de año y medio en secano.
Cuando en ocasiones has tenido que llamar a los sobrinos por el apellido porque eran tantos que te liabas.

Cuando las sobremesas con gente que te quiere mucho han durado varias horas.

Cuando tantos encuentros y reencuentros han comenzado con un abrazo apretao de los que te tocan por dentro.

Cuando #donamedula ha seguido llegando a tu gente y has conseguido que una persona más se haga donante.
Cuando miras las fotos y ves familia, amigos, manualidades y abalorios, pero sobre todo sonrisas. Muchas sonrisas.

Cuando eres consciente de haber exprimido cada uno de los minutos de las vacaciones.

Creo que sí, puedo afirmar que éste ha sido el verano de mi vida.

Gracias a todos los que habéis hecho que así sea, que sois un buen puñado.

3 comentarios en “El verano de mi vida

  1. Ser consciente de lo momentos de felicidad que uno vive, te hace muy fuerte, tan fuerte como para mirar de frente y con una sonrisa cualquier cosa que te pase, verdad?

Deja un comentario