Y colorín colorado…

 … este cuento se ha acabado. 
Porque al fin llega el día de tu examen final, la oposición de tu vida, esa analítica de cuyos marcadores tumorales depende tu futuro. Y no sólo apruebas sino que te dan un cum laude. Por fin has llegado. Se acabó. Game over. You win. Desde hoy ya puedes decir bien orgullosa “yo vencí al cáncer”. Y desde ese momento luces una sonrisa que va a ser difícil que alguien borre de tu cara.

¿Y ahora qué? A nivel médico me han concedido el premio “revisiones periódicas” y seguiré visitando mensualmente a mis niñas de quimio para heparinizar el port-a-cath (“limpiar” el catéter para que no se obstruya) hasta que el druida considere que es el momento de retirarlo. A nivel personal, hace tiempo que decidí exprimir todos y cada uno de los días de esta mi nueva vida, disfrutando de las pequeñas cosas y sobre todo, intentando ayudar a los demás.
 
Porque al final todo llega, esta entrada que escribí tres meses después de mi diagnóstico, estando en plena quimioterapia, hoy adquiere todo su sentido.
Creo que ha llegado el momento de buscarme un vestido de tirolesa.

“… y la bella amazona Uniteta y el druida se fundieron en un abrazo al son del mejor titiriritititiii jamás interpretado, al tiempo que le concedía sus primeros tres meses de libertad condicional hasta la próxima banderilla…”

Hoy más que nunca, gracias a todos por estar ahí. ¿Quién quiere bailarse un titiriritititiii conmigo?

7 comentarios en “Y colorín colorado…

  1. titirititititiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii con grito incluido y todo que atraviese el charco. felicidades guapa, sabia que lo lograrias, que vencerias al cancer, eres una guerrera y ahora a disfrutar aun mas ya sin la sombra del bicho. un abrazo

  2. Lo he dicho en casi todos mis comentarios en este post. Tu actitud ante la vida te hacía clara ganadora de la batalla!
    Hoy solo puedo decir que te quiero mucho!!!

  3. Titiriiiiiiiiiiiiitti me alegro muchíiiiiiiisimo
    Ha sido un gusto conocerte a lo largo de este camino en el que he perdido gente pero he conocido tambien luchadoras como tú que le han plantado cara al bicho y han podido con el

    Mil besos

  4. ¡Nena! Hacía días que no leía blogs y al abrir mi Bloglovin’ me encuentro con este notición… Aunque yo nunca he dudado ni por un momento que llegaría este día, ¡qué alegría que haya llegado! Un beso gordo, gordo, gordísimo, de esos de dejarte la cara roja, campeona.

Deja un comentario