19 de octubre. Día del Cáncer de Mama

Reflexionar. Agradecer. Sonreir. Concienciar. Apoyar. Ayudar. Celebrar.

Como véis, tengo muchas cosas que hacer hoy.

Así viví el año pasado mi primer Día Internacional del Cáncer de Mama como afectada.

Este año quiero insistir en algo tan importante como es la prevención.

Tócate para que no te toque el cáncer.

Me voy a la calle con mis príncipes, mi lazo rosa y mi sonrisa a decirle a todo el mundo que se puede. De ésta se sale!!

Un lavado de cara

¡Sorpresa!

A mí cuando me da, me da fuerte y hace ya unas semanas, sin duda desde el titiriritititiii con el druida, que estoy subida en una nube de emociones e hiperactividad que me tiene de lo más ocupada. Las críticas que está recibiendo el libro son fantásticas, están surgiendo nuevos proyectos que deseo de verdad acaben materializándose, el inicio del curso tan estresante para cualquier mamá de dos príncipes, el otro día me dio por poner mi terraza patas arriba y acondicionar por fin un rinconcito exterior donde poder disfrutar de un rato de lectura o de juego tranquilo con los niños… época de cambios, sin duda. El comienzo de una nueva etapa. Y el blog no podía quedar al margen.

Así que como siempre os he dicho y soy tan afortunada de poder contar con muchos amigos pata negra, entre un antiguo compañero de colegio con quien el cáncer me ha permitido reencontrarme -de nuevo, mil gracias Nacho- y un estupendo consuegro que se ha propuesto quitarme el hueso de la cabeza, hoy puedo abriros la puerta de esta mi vuestra nueva casa.

Más luminosa, más espaciosa, más organizada y más Unamás. ¿Verdad? Imagino que aún iré cambiando alguna cosilla conforme vaya descubriéndole posibilidades al nuevo sitio pero lo cierto es que estoy como niña con zapatos nuevos.

¡Güelcong! ¡Güelcong! Pasa, hombre, pasa. No te quedes en la puerta.

"Una más del batallón" en " La leyenda de Caillou"

Hoy podéis leerme en el blog “La leyenda de Caillou”.


Conocí a su autor hace casi dos años, unos días después de mi diagnóstico, y ahí nació una bellísima amistad que ha traspasado el cariño para convertirnos en familia. Cristian Eslava es de las personas más íntegras, generosas y solidarias que he conocido. Su blog es un referente indispensable sobre el cáncer, una continua fuente de información, proyectos e iniciativas con miles de seguidores, así que me siento enormemente halagada de que haya hecho un hueco a Unamás en su bitácora. 

Porque le quiero y le respeto tanto, dejadme que insista en que el cáncer también trae cosas muy buenas. Entre ellas, un estupendo consuegro con acento andalú

Aquí podéis leer la entrevista que me ha hecho y las bonitas palabras sobre mí que ha compartido.

Muchísimas gracias, Cristian.

21 de septiembre: #donamédula toma las calles

El próximo sábado 21 de septiembre tendrá lugar una jornada #donamedula conjunta en España y Argentina. Cientos de personas saldremos a la calle en numerosas ciudades para informar sobre la donación de médula ósea. 


Desde Pelones Peleones hemos creado un evento en Facebook para cada ciudad. Busca la tuya aquí y apúntate. El coordinador de tu ciudad os informará del sitio, horarios y toda la información que preciséis. 


Y si no puedes acompañarnos ese día en los grupos de voluntarios, ayúdanos a gritarlo en las redes tuiteando #donamedula de 14:00h a 15:00h en España ese mismo día, sábado 21 de septiembre (en Argentina de 10:00 a 11:00).


Contamos contigo. Porque donar médula ósea es muy fácil, indoloro y salva vidas pero muy poca gente lo sabe. Dona médula, dona vida en vida.



Y colorín colorado…

 … este cuento se ha acabado. 
Porque al fin llega el día de tu examen final, la oposición de tu vida, esa analítica de cuyos marcadores tumorales depende tu futuro. Y no sólo apruebas sino que te dan un cum laude. Por fin has llegado. Se acabó. Game over. You win. Desde hoy ya puedes decir bien orgullosa “yo vencí al cáncer”. Y desde ese momento luces una sonrisa que va a ser difícil que alguien borre de tu cara.

¿Y ahora qué? A nivel médico me han concedido el premio “revisiones periódicas” y seguiré visitando mensualmente a mis niñas de quimio para heparinizar el port-a-cath (“limpiar” el catéter para que no se obstruya) hasta que el druida considere que es el momento de retirarlo. A nivel personal, hace tiempo que decidí exprimir todos y cada uno de los días de esta mi nueva vida, disfrutando de las pequeñas cosas y sobre todo, intentando ayudar a los demás.
 
Porque al final todo llega, esta entrada que escribí tres meses después de mi diagnóstico, estando en plena quimioterapia, hoy adquiere todo su sentido.
Creo que ha llegado el momento de buscarme un vestido de tirolesa.

“… y la bella amazona Uniteta y el druida se fundieron en un abrazo al son del mejor titiriritititiii jamás interpretado, al tiempo que le concedía sus primeros tres meses de libertad condicional hasta la próxima banderilla…”

Hoy más que nunca, gracias a todos por estar ahí. ¿Quién quiere bailarse un titiriritititiii conmigo?